divendres, 14 de gener de 2011

La Cuchara

Hola Noctámbulos

Hoy me dispongo a hablar de un utensilio de cocina.( Si que pasa un utensilio de cocina )

Bueno pues dicho utensilio es mi 'cuchara llana' para la mantequilla,nocilla,paté y cualquier crema de untar en el pan o galleta...

Para mi es muy especial,pues creo que como la mía solo existen tres en el mundo ,al menos fabricadas de la misma forma.Corría el año 1995 ,un servidor y dos amigos de clase de nombre David.R. e Ignasi.C.,con los que nos quedábamos a comer,(En España quedarse a comer en el cole es distinto,ya que de 13:00 a 15:00 cesan las clases y actividades en el centro.) Bueno que al salir del comedor vimos la rutinaria tertulia que nos esperaba en el patio hasta regresar a las clases.Así que trazamos un plan para fugarnos del cole,por un momento nos sentimos como los hermanos Bethke ( Otro dia hablaré de ellos ).

Al día siguiente nos apresuramos en terminar de comer ( unos platos horribles por cierto), y disimulada-mente nos dirigimos a la entrada de la escuela.Teníamos que esperar a que Pipo nuestro compinche nos diera la señal,no tardó en hacerla cuando el hermano Gumersindo se dio la vuelta para ir a controlar/supervisar la zona de las pistas de baloncesto.

En estas que nos fuimos corriendo al pabellón deportivo del colegio,que estaba delante de la entrada de vehículos, saltamos la puerta ( que tenia lo suyo) y nos dirigimos a toda velocidad a los campos de trigo que había entonces delante de la escuela,estábamos a salvo!Tras un rato andando llegamos a la vía donde pasa el tren de mercancías.Una vez allí nos pusimos a curiosear por los huertos colindantes y un túnel o pasadizo del año vete a saber...hasta que pasó el tren,el cual escuchábamos pasar cada día desde el cole a la misma hora.Fue allí donde a David se le ocurrió una cosa que podía ser interesante.Traernos cucharas del comedor para ver como el tren las aplastaba o desfiguraba...Deambulamos por ahí hasta que se hiciera la hora de regresar al cole y entrar camuflados entre los que venían de comer en casa...

Al día siguiente nos guardamos la cuchara del yogurt ,y tras una fuga idéntica a la del día anterior nos plantamos en la via del tren con las cucharas.Tras discutir y llegar a la conclusión de que el tren no iba a descarrilar por unas cucharas delicada-mente puestas en los raíles.Las pusimos encima del rail  y nos pusimos a esperar a que pasara el tren.

Llegó la hora y el tren pasó encima de ellas sin ningún incidente,y el resultado fue el deseado ,unas cucharas completa-mente llanas.

Al regresar al cole y fardar de nuestra 'proeza' ,unos compañeros trataron de imitarnos el día siguiente siendo cazados durante la fuga y con la mercancía...

Tras el pertinente interrogatorio noblemente no se chibaron de nosotros,pero las noticias vuelan ( y por suerte también se distorsionan) Y nuestro tutor sospechaba de nosotros,pero no tenía pruebas y se limitó a comentar en la hora de tutoría ,que el personal del comedor se había quejado de que faltaban cubiertos.

Pues ya está ,ésta es la historia de la transformación de mi cuchara.

Ahora ya sabéis como fabricar la vuestra,solo tenéis que ir a la vía del tren y colocar la cuchara o lo que deseéis aplastar correctamente y ala!

Hasta la próxima!

Gracias por leerme

Nastyroker

Ahora una foto de la cuchara! =)

3 comentaris:

  1. Solo hay tres cucharas iguales a la suya pero solo hay una persona en el mundo capaz de conservar la suya y recordar con tanta exactitud todo lujo de detalles. Felicidades amiguete es usted un mago de los relatos. Le seguiré en mis noches de insomnio. Ses snart!!

    ResponElimina
  2. ni en mi altillo encontraria cuchara semejante!

    ResponElimina